EN TRADUCCIÓN

 
 
Los agentes especiales del Departamento de Seguridad Diplomática, Taylor MacAllister y Will Brandt han sido compañeros y mejores amigos desde hace tres años, pero todo cambió la noche que Taylor admitió la verdad acerca de sus sentimientos por Will. Y cuando Taylor fue tiroteado unas horas más tarde, Will sintió que su renuencia a involucrarse estaba justificada. Para Will —el trabajo en equipo y la amistad son lo primero— a pesar del hecho de que no ha dejado de notar... lo atractivo que es Taylor.
Taylor lleva enamorado de su compañero y mejor amigo desde que les asignaron como compañeros al principio. No hay mucho que no haría por Will, pero no sabe cuánto tiempo más podrán mantenerse juntos al sentirse de la manera que se sienten. Sin embargo, acordó un viaje de acampada en Sierras Altas —a pesar de que odia acampar— porque Will quería una oportunidad de salvar su trabajo en equipo. Pero el viaje es un desastre desde el principio, y las cosas rápidamente van de mal en peor cuando se encuentran con un avión estrellado y un par de millones de dólares en dinero robado. Con un trío de ladrones asesinos tras ellos, Will y Taylor están en terreno peligroso, luchando por su amistad, su pasión... y sus vidas.
 

 
 
Cuando el tío de Eli, Jasper, menciona que necesitan un asistente de rincón para el ex campeón mundial de boxeo Jessie "The Demon" Dalton, Eli salta a por la oportunidad. Después de haber tenido su corazón roto por el hombre hace cinco años, Eli no sólo está decidido a obtener algunas respuestas, sino que tampoco tiene ninguna intención de dejar que Jessie  vuelva a empujarlo fuera de su vida una segunda vez. Sin embargo, cuando vuelven a verse las caras se hace muy claro para Eli cuánto le necesita Jessie en su rincón, y en su vida. Todo lo que tiene que hacer es convencerle de ello.
 
 
 
 
El agente del FBI, Morgan Nash, tiene una asignación en Londres cuando su caso se sale de control y se encuentra a sí mismo a un instante de recibir un disparo en el corazón. Pero el destino tiene otros planes: Morgan pierde la conciencia persiguiendo a un sospechoso… y se despierta en 1888.
Mientras cataloga manuscritos antiguos en el Museo Británico, Ezra Glacenbie provoca que Morgan salga del siglo veintiuno por accidente─ unas vacaciones espontáneas que podrían transformare en permanentes para Morgan si no logran encontrar el libro de hechizos que Ezra utilizó. Obstaculizando aún más la misión de Morgan para regresar a casa se encuentra la irresistible tentación de investigar al más notorio asesino en serie de la historia: Jack el destripador. Pero en el opresivo Londres victoriano, surge el inesperado romance que florece entre Morgan y Ezra y que se convierte en la complicación más peligrosa de todas.